jueves, 28 de julio de 2011

Acostumbramos a cometer nuestras peores debilidades y flaquezas a causa de la gente que más despreciamos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario